Bienvenidos a este punto de encuentro en el que es posible compartir ideas sobre el mundo
de las tecnologías y su relación con la cultura y la educación.



sábado, 31 de diciembre de 2016

Tecnología, economía y empleo: la renta básica universal



Estos días he leído un artículo de Belén Domínguez Cebrián, publicado en elpais.com informando sobre la denominada 'renta básica universal', una nueva forma de retribución a los ciudadanos, que de manera experimental se va a probar en Finlandia. 

Un estudio presentado a principios de 2016 por investigadores de la Universidad de Oxford, expone que el 57% del capital humano en los países de la OCDE está en riesgo de desaparecer, debido a los avances tecnológicos y la automatización y robotización en las empresas. La automatización de la fuerza laboral está avanzando significativamente en los años que llevamos del siglo XXI. 

Finlandia inicia en el mes de enero de 2017 un programa piloto con una duración de dos años, mediante el que 2.000 ciudadanos recibirán 560 euros al mes, tengan o no empleo. No se trata de una prestación social. Los expertos lo ven no como un regalo, sino como una oportunidad para animar a la población a tomar iniciativas económicas. La propuesta pretende testar alternativas frente al modelo de subsidio para cubrir las necesidades de las personas sin empleo, que según diferentes expertos es un claro indicio del agotamiento del modelo económico tradicional. La financiación, si se generaliza esta iniciativa vendrá a través de la subida de impuestos a las rentas más altas.

Además de en Finlandia, en los Países Bajos también se experimentará en 2017 esta fórmula; por el contrario, Suiza ha rechazado en referéndum el plan de renta básica generalizada para todos.

La competencia de la mano de obra frente a las máquinas es una situación que cada vez está más presente, de manera que el objetivo del pleno empleo para la población cada vez resulta más utópico, en el ámbito de un modelo económico que prima la eficiencia y las cuentas de resultados. No tener trabajo pero tener capacidad real de iniciativa para obtener recursos económicos puede ser una vía por explorar, tal como plantea el experimento propuesto en Finlandia; un país que no tiene un salario mínimo interprofesional, al igual que ocurre con los países escandinavos, si bien su PIB per cápita es de los más altos de la Unión Europea.

Sin duda, se trata de un tema para debatir en profundidad, en el que cabe poner en cuestión determinadas derivas del modelo económico occidental, que prioriza el interés de las empresas sobre las personas. Esta realidad resulta inaceptable desde un punto de vista ético.


jueves, 21 de julio de 2016

‘Integrating Video into Pre-Service and In-Service Teaching Training’




The utilization of media has proven to be a beneficial instructional method in learning environments. These tools are particularly useful for teacher training, promoting better reflection on current practices.

 The new book ‘Integrating Video into Pre-Service and In-Service Teaching Training’, edited by Pier Giuseppe Rossi (University of Macerata, Italy) and Laura Fedeli (University of Macerata, Italy), and published by IGI Global (USA), provides a comprehensive overview on the application of class video recordings to encourage self-observation of personal teaching methods and improve everyday classroom habits. Highlighting concepts relating to professionalism, didactics, and technological techniques, this book is a suggestive reference source for researchers, educators, practitioners, and students.

Our contribution to this book is in chapter 12: 'Video and Its Incorporation into Social Networking Sites for Teacher Training'.

Tentative Table of Contents

martes, 5 de julio de 2016

Ética e inteligencia artificial




Recientemente he leído diferentes artículos que hacen referencia a los avances de la inteligencia artificial, y a su cada vez mayor capacidad para tomar decisiones de manera autónoma, lo que lleva a plantearnos cuestiones de tipo moral. Este dilema ya lo formuló Stanley Kubrick en su película ‘2001, una odisea del espacio’ (1968) donde un robot de última generación llamado Hal 9000, dotado de emociones y sentimientos, trata de asesinar a toda la tripulación de la nave Discovery en la que viajan en una misión a Júpiter, para encubrir varios errores cometidos por él y que considera humillantes. Por cierto, a este planeta acaba de llegar estos días la nave Juno, después de cinco años de viaje.

La cuestión de la ética aplicada al comportamiento de los robots y máquinas con autonomía para la toma de decisiones resulta relevante. El caso más citado en las publicaciones referidas a esta cuestión plantean el siguiente dilema: Imagine que un automóvil viaja a una velocidad considerable por una carretera, se trata de un vehículo autónomo. En su interior viaja una persona y repentinamente, tres niños se abalanzan sobre la carretera por error y el coche debe elegir entre dos opciones, seguir hacia adelante y atropellar a los tres niños o dar un giro violento y salirse del trazado con su pasajero. ¿Compraría para su familia un coche que va a matar a sus tripulantes para salvar otras vidas?

En un estudio publicado en la revista Science, se ha recogido la opinión de ciudadanos norteamericanos sobre estos dilemas. La primera conclusión es que la mayoría de los encuestados quiere que los coches autónomos tengan esta moralidad utilitarista: mejor matar a un pasajero que atropellar a 10 peatones. Sin embargo, la mayoría asegura que no compraría un coche con estas características.

Los especialistas en inteligencia artificial sugieren que en un futuro ya cercano, esos coches podrán aprender de forma autónoma su propio criterio moral, ya que la inteligencia artificial estará más desarrollada para cuando lleguen los vehículos completamente autónomos, llamados de nivel 5. Los coches saldrían de fábrica igual pero cada uno evolucionaría de forma distinta sus elecciones éticas, según comportamientos que irá aprendiendo.

El equipo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) que ha participado en el estudio ha lanzado una web en la que se puede realizar un test para poner a prueba nuestros criterios morales en diferentes escenarios complejos. ¿Matar al pasajero o a un peatón que cruzaba cuando debía? ¿Atropellar a dos ancianos o a un niño? ¿A un médico que cruza en rojo o a un ladrón que cruza en verde? Terminado el test, podrá comparar su criterio con la media de los demás encuestados.

Esta cuestión cabe ampliarla a otros muchos ámbitos como el de las armas inteligentes (sic), la vigilancia policial, la ingeniería genética, la tecnología aplicada al mundo financiero, etc. La regulación ética, el establecimiento de límites en base a unos criterios morales parece razonable y esperable una reflexión profunda sobre estas cuestiones que influirán en nuestro futuro.

martes, 12 de enero de 2016

El futuro proyectado por las tecnologías




Leo en el País digital una referencia a la figura de Nicholas Negroponte, un conocido investigador norteamericano, nacido en 1943. La reseña alude a la capacidad de prever las novedades tecnológicas por parte de este investigador, fundador junto a Jereme Wiesner, del MIT Media Lab, como parte del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts. Impulsó el proyecto One Laptop Per Child, con el que diseñó y distribuyó más de tres millones de ordenadores portátiles de bajo coste a países en vías de desarrollo, preferentemente en América Latina.

A sus 72 años Negroponte sigue investigando y proponiendo predicciones sobre cómo será el futuro tecnológico. Así, la noticia recoge la siguiente afirmación del investigador: “la mejor manera de llegar a nuestro cerebro es a través del torrente sanguíneo con nanorobots, así que podremos aprender idiomas con tan sólo tomar una pastilla”. Negroponte es un defensor incansable de la educación y la inteligencia colectiva, dos conceptos que se ven potenciados por Internet, tanto que afirma: “todos los grandes dilemas del planeta se benefician de la conectividad y la computación”.

Estas predicciones deben ser puestas en valor, ya que en los años 80, Negroponte futurizó sobre la existencia de las pantallas táctiles, los libros electrónicos y las teleconferencias. Tres propuestas que en aquellos años remitían a la ciencia ficción y que hoy están presentes en nuestras tablets o smartphones.

miércoles, 19 de agosto de 2015

Nuevo libro sobre Tecnología Educativa




El próximo mes de septiembre estará disponible un nuevo texto sobre Tecnología Educativa titulado ‘Los centros educativos ante el desafío de las tecnologías digitales’, coordinado por el profesor Juan de Pablos Pons, y publicado por la editorial La Muralla.

Este libro se plantea aportar algunas respuestas sobre lo que representan hoy las tecnologías digitales para la educación. El factor clave para que su integración en las aulas se generalice y, por tanto, contribuya a un avance pedagógico real, sin lugar a dudas, es el profesorado. Este es el punto de partida en el que se apoyan los diferentes capítulos que forman parte de esta obra, en la que se ofrece una amplia perspectiva sobre los usos educativos de las tecnologías, presentando diferentes propuestas institucionales, a través de las cuales podemos conocer una serie de ‘buenas prácticas docentes’, así como las percepciones del profesorado sobre el papel real que las tecnologías pueden desempeñar en las aulas.

Los diferentes capítulos que configuran esta obra, en la que ha participado un amplio número de investigadores, presentan el resultado de un estudio, realizado durante cuatro años, en el que se refleja el resultado de la aplicación del modelo 1:1 en las diferentes comunidades autónomas de España, y también en Portugal.

El libro aporta unos resultados reales, que deben ser de utilidad para mejorar las iniciativas dirigidas a una integración coherente de las tecnologías digitales en los sistemas educativos; con el interés añadido de que el modelo ‘un ordenador por niño’, ha sido aplicado en muchos países del ámbito latinoamericano, y por tanto el conocimiento de la evaluación aquí presentada tiene un interés multiplicador. 

martes, 28 de julio de 2015

Dibujos animados para hacer pensar a los adultos




Se acaba de estrenar en España la última producción de Pixar titulada Inside out (Del revés). Esta empresa de dibujos animados generados por ordenador, viene proponiendo desde su primer éxito comercial en 1995, Toy Story, una manera de enfocar las historias animadas que prioriza el papel de los sentimientos. Sus personajes, ya sean juguetes, monstruos, robots o niños son afectados por las emociones, al igual que nos ocurre en la vida real. Con Inside out, se da un paso adelante, ya que  los sentimientos son directamente los protagonistas. De hecho, la historia transcurre en el interior de la mente de una niña de once años, donde las emociones se ocupan de dirigirla, de manera que sus conflictos emocionales son los que constituyen la historia.

El interés de esta película desde un punto de vista educativo es que da protagonismo a la inteligencia emocional. Este proyecto, difícilmente podría haber tenido cabida fuera de la factoría Pixar. Los personajes de sus historias se caracterizan por tener que afrontar situaciones en las que resolver problemas, lo que les obliga a evolucionar. Así, personajes de la factoría Pixar como Woody, Nemo, Remi, Buzz Lightyear, Rayo McQueen, Wall·E, el niño o el abuelo de Up, no se rinden o acomodan ante las dificultades. 

En el caso de Inside out, hablamos de un filme que ayuda a explicar algunos aspectos sobre la construcción del pensamiento infantil, lo que le otorga un gran valor pedagógico para los padres y educadores.

Un texto más amplio del autor sobre esta película puede leerse en el último número de la revista de cine Encadenados.

sábado, 21 de marzo de 2015

La búsqueda de Cervantes






El pasado 23 de febrero, casi un año después de que comenzara la investigación, se produjo el hallazgo de los restos de Miguel de Cervantes, el creador de la mejor novela escrita en castellano de toda la historia de la literatura, El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, publicada en 1605. La investigación se realizó en la cripta de la iglesia de las monjas Trinitarias Descalzas en Madrid. El escritor había expresado su deseo de ser enterrado en ese convento porque  era vecino del barrio, residía en la calle perpendicular, calle del León, esquina con Francos, hoy Cervantes; se trataba de las monjas protegidas del conde de Lemos, a quien Cervantes dedicó el Quijote; y en el convento estaban su hija natural, Isabel de Saavedra, que asumió el nombre de sor Antonia de San José, al igual que su madre, quien pasó a llamarse Mariana de San José.

Cervantes fue enterrado el 23 de abril de 1616 y amortajado con el hábito de la Orden Tercera (la seglar) de San Francisco. en algún momento sus restos fueron trasladados a un enterramiento común, en el subsuelo de la cripta. Los restos de Cervantes y de su mujer fueron trasladados entre 1698 y 1730, durante la reforma de la iglesia conventual a la sede actual y ahora han sido hallados con desechos de unas prendas litúrgicas, además de una moneda de 16 maravedíes de finales de siglo XVII, de la época de Felipe IV, que coincide el periódo en que se debieron trasladar los restos. Hay vestigios de un mínimo de cinco niños y un mínimo de diez adultos (cuatro hombres, dos mujeres, dos indeterminados y dos cuerpos más, probablemente también varones). Los restos de Cervantes se han encontrado fragmentados y mezclados, junto con los de los otros 16 difuntos, incluida su esposa, Catalina de Salazar, en una sepultura situada en el extremo del suelo de la cripta del convento.

Los huesos fueron reunidos en un enterramiento situado a 1,35 metros de profundidad en torno a 1730, un siglo después de la muerte del escritor. Tal reducción de restos obedeció al traslado entre 1673 y 1698 de la iglesia primitiva a otra de nueva construcción, ambas dentro del perímetro conventual. Los vestigios óseos más atribuibles a Cervantes son los de cuatro adultos, concretamente una mandíbula que registra caídas de piezas dentales en vida, lo que concuerda con el texto en el que se describe a sí mismo en el prólogo de sus Novelas Ejemplares:

“Éste que veis aquí, de rostro aguileño, de cabello castaño, frente lisa y desembarazada, de alegres ojos y de nariz corva, aunque bien proporcionada; las barbas de plata, que no ha veinte años que fueron de oro, los bigotes grandes, la boca pequeña, los dientes ni menudos ni crecidos, porque no tiene sino seis, y ésos mal acondicionados y peor puestos, porque no tienen correspondencia los unos con los otros; el cuerpo entre dos extremos, ni grande, ni pequeño, la color viva, antes blanca que morena; algo cargado de espaldas, y no muy ligero de pies; éste digo que es el rostro del autor de La Galatea y de Don Quijote de la Mancha , y del que hizo el Viaje del Parnaso , a imitación del de César Caporal Perusino, y otras obras que andan por ahí descarriadas y, quizá, sin el nombre de su dueño. Llámase comúnmente Miguel de Cervantes Saavedra. Fue soldado muchos años, y cinco y medio cautivo, donde aprendió a tener paciencia en las adversidades. Perdió en la batalla naval de Lepanto la mano izquierda de un arcabuzazo, herida que, aunque parece fea, él la tiene por hermosa, por haberla cobrado en la más memorable y alta ocasión que vieron los pasados siglos, ni esperan ver los venideros, militando debajo de las vencedoras banderas del hijo del rayo de la guerra, Carlo Quinto, de felice memoria”.

Se conocía que Cervantes se encontraba enterrado en el convento de las monjas Trinitarias desde hacía mucho tiempo. En 1869, la Real Academia de la Lengua, dirigida por Mariano Roca de Togores, marqués de Molins, ordenó una investigación. Tras cuatro sesiones, el director acreditó, el 10 de marzo de 1870, “el gran valor probatorio” de que los restos estaban allí. La historia completa de esta investigación la redactó Molins en una memoria titulada ‘La sepultura de Miguel de Cervantes.’

La actual investigación fue aprobada por la Comunidad de Madrid y el Arzobispado de Madrid, que autorizaron al Ayuntamiento la exploración científica a partir de enero de 2014. La primera fase de estudios geofísicos se desarrolló bajo la dirección de Luis Avial, mentor con Fernando Prado del proyecto. La segunda fase se inició en enero de 2015, bajo la dirección del médico forense Francisco Etxeberria.

Además del estudio histórico realizado, que ha permitido identificar las dos iglesias donde reposaron los restos de Cervantes y su posterior traslado, el equipo arqueológico ha empleado técnicas avanzadas. Por ejemplo, para determinar dónde se localizaban los cuerpos enterrados y qué niveles había en el suelo de la cripta del nuevo convento, emplearon un escáner 3D. El equipo científico localizó dos zonas de interés: una situada en el suelo con tres niveles de enterramiento y otra en la pared norte del convento. Antes de abrir los nichos de esta pared, los científicos exploraron su interior mediante el uso de cámaras endoscópicas. Las dos primeros niveles corresponderían a restos de fallecidos entre el siglo XVIII y XIX. Es el tercer nivel el que realmente ha interesado a los científicos, pues aquí se encuentran los restos correspondientes al siglo XVII.

Los resultados presentados el día 17 de este mes, se consideran consistentes desde un punto de vista científico, pero no definitivos. Fundamentalmente, por carecer de elementos de cotejo, como el ADN. Pese a ello, se admite que no hay discrepancia alguna entre los historiadores, arqueólogos y antropólogos del equipo en torno a la localización de los huesos.