Bienvenidos a este punto de encuentro en el que es posible compartir ideas sobre el mundo
de las tecnologías y su relación con la cultura y la educación.



martes, 29 de enero de 2019

Tecnologías que entran en las aulas



Navegando por Internet en este principio de 2019 en busca de referencias sobre tecnologías para mejorar el trabajo en las aulas, encontramos realidades que de forma progresiva van consolidándose, en la medida que su incorporación es valorada por el profesorado y las instituciones educativas. A continuación comentamos brevemente cinco de estas propuestas que van incorporándose de manera práctica en los centros educativos.

Las Redes Sociales: En el mundo actual la información y los medios de comunicación son parte central de las sociedades, ya que ayudan a los ciudadanos a comprender y evaluar críticamente los contenidos y a tomar decisiones fundadas, como usuarios y también como generadores de información y contenido mediático. El uso de tecnologías digitales como las Redes Sociales, dada su facilidad de acceso y uso, supone un compromiso, no siempre bien gestionado. La alfabetización digital crítica supone uno de los mayores desafíos a los que nos enfrentamos como educadores en este siglo XXI.

Learning analytics (Analíticas de Aprendizaje): La idea básica consiste en analizar los datos de los dispositivos electrónicos y las plataformas digitales utilizadas por los estudiantes, de manera que podamos extraer conclusiones relativas a su actividad. Estos análisis favorecen la adaptación de las propuestas formativas para dar respuesta a las necesidades detectadas. Se trata en síntesis de una herramienta que permite estudiar la información generada por los usuarios, con la finalidad de conocer mejor a los estudiantes a través de su actividad en Internet.  Es una idea concebida a semejanza de los desarrollos propios del Big Data.

Gamificación: Se trata de un concepto que aunque habitualmente se vincula a los videojuegos, su origen  se produce en el mundo empresarial. Consiste en aplicar la filosofía del juego (reglas, valores) en ámbitos y situaciones no necesariamente lúdicos, persiguiendo la obtención de ciertos objetivos relacionados con la formación, la fidelización, la cohesión social, la creatividad, etc. El término gamificación fue creado por el programador Nick Pelling en el año 2002. En el mundo hispanoparlante se va imponiendo la expresión ludificación. En el campo de la Tecnología Educativa ha dado lugar a una línea de trabajo específica sugerente y en crecimiento.

Cloud Computing: El almacenamiento de información en espacios virtuales es una realidad muy integrada en el mundo actual. La identificamos como la Nube, y consiste en un paradigma que permite ofrecer servicios de computación a través de una red,  habitualmente Internet. Hoy es una tecnología imprescindible, dadas las enormes cantidades de información digital que generamos, almacenamos, intercambiamos y copiamos. Su uso está presente en todos los ámbitos, de manera que es imposible prescindir de esta herramienta. En el campo educativo puede favorecer muchas iniciativas, dada su facilidad de uso y fiabilidad.

La realidad aumentada: Es una tecnología capaz de combinar la percepción e interacción con la realidad física, brindando al usuario un escenario real aumentado (complementado) con información adicional generada por ordenador. De este modo, la realidad física se combina con elementos virtuales, disponiéndose de una percepción mixta en tiempo real. Es una tecnología habitualmente utilizada con el soporte de los teléfonos móviles. Sus posibilidades educativas son evidentes ya que, por ejemplo superan la limitación del tiempo y del espacio en los entornos de aprendizaje. Pueden ofrecer información situada, contextualizada, en el lugar y en el momento que el usuario la precisa.

8 comentarios:

Lorena dijo...

Me parece interesante que la tecnología se aplique en el aula, pues es un tema que está a la orden del día. Además, las clases son más amenas y los alumnos pueden estar más motivados.

María LS dijo...

Es positivo analizar y valorar todas las posibilidades que las TIC aportan a la educación, y su introducción en las aulas es incuestionable. Sin embargo, volviendo a la reflexión que en otras entradas he podido leer, no basta con introducir las TIC en las aulas, el reto de la escuela actual es que los docentes tengan la capacidad necesaria para que el uso de estas supongan un cambio real y una mejora en su práctica docente. Las TIC pueden ser el recurso idóneo para dar respuesta a las nuevas necesidades de la sociedad que el sistema educativo debe canalizar, un sistema educativo donde la educación ya no puede ser una mera transmisora de información, sino que debe dar a la población las herramientas necesarias para que esta sea capaz de gestionar su propio aprendizaje durante toda su vida, de conocer sus fortalezas y potenciarlas, sus debilidades y paliarlas, y esté preparada para buscar las oportunidades de educación y formación que más se adapten a sus necesidades.
Una vez realizada esta reflexión, las preguntas que deberíamos hacernos serian: ¿Están los docentes formados para hacer frente a este reto? ¿Se fomenta y facilita esta formación desde las Administraciones Públicas? Realmente creo que no como se debería.

Antonio José dijo...

Me parecen muy interesantes las propuestas que propones para incorporar la tecnología de manera práctica en los centros educativos, ya que, en el mundo que vivimos actualmente, la tecnología avanza a pasos agigantado, hasta tal punto que el uso de las mismas se ha convertido en nuestro día a día, ofreciéndonos cada vez un abanico más amplio de posibilidades. Ante esto, considero de vital importancia la incorporación de la tecnología en los centros educativos pero siempre con el principal objetivo de aprender a conocer y hacer un buen uso de la misma.

Angie dijo...

Me parece una entrada muy interesante, ya que habla de una gran realidad vista cada vez más en la sociedad, y son los avances tecnológicos, aunque, en este caso se centra más en su uso en las aulas. En una investigación de Domingo y Marqués (2010) afirman que “el profesorado valora que ahora dispone de más recursos para usar y compartir en clase, que contextualiza más las actividades, que gestiona mejor la diversidad y que se dispone de más oportunidades para investigar, realizar actividades, colaboraciones y correcciones” (p.5).
Esto muestra las grandes ventajas que tienen las TIC en el aula como por ejemplo, una mayor motivación y atención hacia el aprendizaje por parte de los alumnos; una mayor innovación en metodologías; una mejora en la resolución de problemas, ya que se hace de una forma más rápida, y aunque también puede presentar ciertos inconvenientes como el reemplazo a los maestros por las tecnologías; los alumnos tienden a hacer ‘copia y pega’ de diferentes documentos encontrados, y por lo tanto hacen pocos esfuerzos en investigación y selección de información; que el uso de estas tecnologías creen distracción entre los alumnos por otras cosas que existen en la Red, y por lo tanto están a su alcance.
Bajo mi punto de vista, que haya tecnologías en las aulas me parece la forma más eficaz para que conecten más con la actualidad y sepan utilizar estos recursos de una manera adecuada.

Unknown dijo...

Hola soy Óscar estudiante de Pedagogía. Este artículo me ha resultado muy interesante ya que durante el estudio del grado me he ido dado cuenta de que las nuevas tecnologías son un instrumento vital y muy útil de cara a la educación actúal. Posibilita una forma de aprender más dinámica y flexible respecto a la educación tradicional. Un saludo.

Victoria dijo...

Tras los últimos años la incorporación de las TICs en el aula ya no es una novedad y están aumentando más y más, por tanto es importante crear nuevas estrategias para trabajas con ellas y dotar a todos sus alumnos que puedan disponer de ellas, por tanto estas nuevas estrategias para enfatizar con ellas me parece una buena opción ya que tenemos que empezar a innovar y a darle otra serie de usos para no quedarnos estancandos seguir creciendo como docentes.

Katty Mendoza dijo...

Hoy en día se nos hace más fácil hacer uso de las tecnologías en los hogares en los centros educativos o a donde quiera que vayamos podemos hacer uso de la tecnología navegar en internet y en las redes sociales hacemos tanto uso de la tecnología que ya hace parte de nuestra vidas y para la juventud que a donde quiera que vayan llevan sus dispositivos de tecnologías. Tanto que deberíamos tener cuidado con el uso de ella ya que el mal uso puedo acarrear problemas a futuros, debemos conocer con quien nos relacionamos mediante las redes sociales a quien le damos información y datos de nuestra vida que debería ser privada. Se puede dar acceso en los centros educativos con ciertas restricciones para que sea usado solo con fines educativo.

Unknown dijo...

Querido Juan de Pablo Pons,tras la lectura del artículo me gustaría comentar que estoy totalmente de acuerdo con la necesidad de incluir nuevas tecnologías en el aula facilitar la enseñanza y hacerla más dinámica e interactiva, consiguiendo de este modo una mayor atención por parte de los alumnos y por consiguiente un mayor interés por el aprendizaje.