Bienvenidos a este punto de encuentro en el que es posible compartir ideas sobre el mundo
de las tecnologías y su relación con la cultura y la educación.



viernes, 24 de octubre de 2014

Relatos salvajes con acento argentino




Relatos salvajes (2014) es una película de episodios, escrita, montada y dirigida por el argentino Damián Szifron. Es una propuesta llamativa en la cartelera actual porque funciona como un espejo de muchos aspectos de la realidad actual. Las seis historias que la componen reflejan, a partir de situaciones más o menos cotidianas, la crispación con la que vivimos en las sociedades llamadas civilizadas. Precisamente, el componente que comparten estos relatos es la aparente facilidad con la que podemos pasar de un comportamiento civilizado a la pérdida de control cuando nos sentimos maltratados, humillados o despreciados por otro. ¿Cuáles son nuestros límites morales?

La tesis de esta película es que la constatación de la falta de humanidad de la burocracia, la justicia corrupta, los piques entre vecinos o la conducta provocadora de un conductor, en definitiva, las grandes y pequeñas agresiones que están en el día a día y que nos dañan, en un momento dado, nos pueden hacer estallar con inusitada violencia. 

Damián Szifron nos propone esta película de relatos, independientes entre sí, que funciona como un mecanismo de catarsis en el que predomina un humor negro y corrosivo. Relatos salvajes propone la liberación individual en oposición a tanta frustración y angustia acumuladas por personas normales y corrientes. Narrativamente la estructura de cada cuento propone un relato según el patrón aristotélico de planteamiento, desarrollo y desenlace, pero con puntos de giro o nudos  totalmente inesperados, tanto para los protagonistas como para el público. El guión eficazmente escrito, sugiere el reverso oscuro de los 'cuentos morales' de Clarín, subrayando un marcado 'desorden moral' en todos sus personajes.

La necesidad de este tipo de historias que ‘reconducen’ nuestra rabia contenida hacia los políticos mangantes, los negociantes trileros, los maltratadores, los banqueros trincones, o los medios de comunicación mentirosos, da como resultado que la película de Damián Szifron está recibiendo el reconocimiento de muchos públicos. Así, recibió en Cannes –donde se presentó a la Sección Oficial-, una ovación de 10 minutos al término de la proyección; en el Festival de Toronto el público aplaudió de pie, en el Festival de Sitges las risas y aplausos fueron constantes con sonora aclamación también al final. En Argentina ha sido un gran éxito de taquilla con más de 3 millones de espectadores y en el estreno comercial en España, la acogida ha sido calurosa.

Relatos salvajes es el tercer largometraje de Damián Szifron. Ha contado con coproducción española de los hermanos Pedro y Agustín Almodóvar. La música la ha compuesto el dos veces ganador del Oscar Gustavo Santaolalla y es la película elegida para representar a Argentina en las nominaciones a los Oscar de mejor producción de habla no inglesa.

Entre los referentes de este filme pueden citarse películas como ¡Jo, qué noche! (1985) de Martin Scorsese, La guerra de los Rose (1989) de Danny de Vito o  Pulp Fiction (1994) de Quentin Tarantino. También El diablo sobre ruedas (1971) de Steven Spielberg, tiene sentido que sea mencionada aquí. 

No hay comentarios: