Bienvenidos a este punto de encuentro en el que es posible compartir ideas sobre el mundo
de las tecnologías y su relación con la cultura y la educación.



miércoles, 10 de junio de 2009

El libro de texto y las tecnologías digitales, según la visión de los editores.

La Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (ANELE) ha presentado hoy miércoles el estudio "El libro de texto ante la incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) a la enseñanza". En el resumen del mismo que he podido consultar en la referencia de la Agencia de noticias EFE, se alude a diferentes conclusiones de dicho estudio, como las siguientes: El libro de texto del futuro estará más cercano a las TIC, integrará algunos elementos derivados de las nuevas tecnologías, tendrá menos peso y será más dinámico e interactivo, con la posibilidad de actualizar y ampliar contenidos en webs específicas. Será "una guía básica para alumno y profesor en un mar de información", según ha apuntado el coordinador del informe, Eduardo Picón, de la Universidad de Santiago de Compostela.
El presidente de ANELE, José Moyano, que ha encargado el citado estudio, ha aludido a la sucesión de planes gubernamentales de implantación de las TIC (Avanza, Agrega, Internet en el Aula) criticando que al final acaban en contenidos digitales educativos "deslavazados, que no sirven prácticamente para ninguna finalidad útil". (Esta opinión es sin duda discutible y desde luego no la comparto. El hecho de contar con un material altamente estructurado, como ocurre con el libro de texto convencional, no es garantía de plena utilidad o de éxito).
El libro, ha subrayado, es una "propuesta" de planificación y desarrollo docente, que el maestro secunda en diferente grado, facilita la estructuración de la actividad de clase de manera metódica, recogiendo los contenidos fijados por las instituciones educativas en sus modelos curriculares. "El libro es el principal medio empleado en la planificación del currículum y en la labor docente diaria, y tenemos vocación de que siga siendo así independientemente del soporte que se utilice". Ha advertido sobre la falta de fiabilidad de parte de la información que aparece en internet, así que resulta "temerario" aseverar que pueda satisfacer todas las necesidades educativas de un alumno; de ahí, el papel "insustituible" del libro de texto. (Esto de nuevo es una opinión, más discutible que la anterior, ya que pueden plantearse una serie de valoraciones positivas sobre el libro de texto, pero no precisamente la de ser insustituible. Muchos profesores pueden atestiguarlo).
El director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España, Antonio María Ávila, también presente en la presentación del estudio ha señalado que "el sector editorial no tiene ningún miedo a las tecnologías; las empleamos masivamente", ha reclamado un entorno legal adecuado, en el que se protejan los derechos de propiedad intelectual, incentivos fiscales e inversiones del sector público. El libro de papel, ha añadido, va a seguir siendo básico para la compresión de la lectura y la fijación de los conocimientos. En cuanto a otros datos del estudio mencionado, se señala que en la mitad de las aulas ordinarias no existe ni un ordenador; el profesorado suele usar las TIC como complemento; la mayoría las valora positivamente, pero no las considera insustituibles. Casi la mitad cree que el libro coexistirá en igualdad de condiciones con las TIC y un 43 por ciento las emplea para que los alumnos se familiaricen con ellas, no para enseñar su asignatura.

1 comentario:

IVAN BARRAGAN 1103 dijo...

la tecnologia hoy en dia se ha convertido en una parte muy fundamental en nuestra educacion ya que por medio de ella adquirimos muchos mas conocimientos atraves de las practicas por medio de estas tecnologias
IVAN BARRAGAN RUGELES
1103
IEDCARTAGENA