Bienvenidos a este punto de encuentro en el que es posible compartir ideas sobre el mundo
de las tecnologías y su relación con la cultura y la educación.



martes, 28 de julio de 2015

Dibujos animados para hacer pensar a los adultos




Se acaba de estrenar en España la última producción de Pixar titulada Inside out (Del revés). Esta empresa de dibujos animados generados por ordenador, viene proponiendo desde su primer éxito comercial en 1995, Toy Story, una manera de enfocar las historias animadas que prioriza el papel de los sentimientos. Sus personajes, ya sean juguetes, monstruos, robots o niños son afectados por las emociones, al igual que nos ocurre en la vida real. Con Inside out, se da un paso adelante, ya que  los sentimientos son directamente los protagonistas. De hecho, la historia transcurre en el interior de la mente de una niña de once años, donde las emociones se ocupan de dirigirla, de manera que sus conflictos emocionales son los que constituyen la historia.

El interés de esta película desde un punto de vista educativo es que da protagonismo a la inteligencia emocional. Este proyecto, difícilmente podría haber tenido cabida fuera de la factoría Pixar. Los personajes de sus historias se caracterizan por tener que afrontar situaciones en las que resolver problemas, lo que les obliga a evolucionar. Así, personajes de la factoría Pixar como Woody, Nemo, Remi, Buzz Lightyear, Rayo McQueen, Wall·E, el niño o el abuelo de Up, no se rinden o acomodan ante las dificultades. 

En el caso de Inside out, hablamos de un filme que ayuda a explicar algunos aspectos sobre la construcción del pensamiento infantil, lo que le otorga un gran valor pedagógico para los padres y educadores.

Un texto más amplio del autor sobre esta película puede leerse en el último número de la revista de cine Encadenados.