Bienvenidos a este punto de encuentro en el que es posible compartir ideas sobre el mundo
de las tecnologías y su relación con la cultura y la educación.



jueves, 27 de septiembre de 2012

La educación prohibida

´


Manejar referencias sobre la situación de la educación es una cuestión necesaria para cualquier sociedad. Inmediatamente hay que añadir que la realidad educativa es muy diversa, en función de las muchas situaciones distintas en las que se desarrolla. La educación necesariamente se vincula a la defensa de diferentes tipos de valores, y por tanto siempre asume un cierto carácter utópico. Esto hace que su gestión  habitualmente resulte insatisfactoria y las políticas que la rigen sean criticables. En un sentido muy genérico, cabe decir que la educación en el mundo se ha expandido, sus medios han mejorado y el acceso a la información ha cambiado radicalmente con la presencia de las tecnologías digitales. Sin embargo, también de manera generalizada existe insatisfacción con las instituciones educativas, sus políticas son criticadas y se habla muy frecuentemente del fracaso de la educación como institución social. Es el caso de España, un país desarrollado y reconocido, pero con un sistema educativo que aporta referencias preocupantes por sus tasas de abandono y fracaso escolar, con un creciente malestar de sus docentes y con pérdida de credibilidad.

Con las cada vez mayores facilidades de acceso que ofrecen las tecnologías, podemos ver desde hace poco tiempo en Internet un documental titulado La educación prohibida, se trata de una película de larga duración (más de dos horas) que presenta un análisis crítico del modelo escolar más convencional y sin duda extendido. A esa escuela anacrónica opone el documental una serie de recetas entre el reformismo pedagógico y la desescolarización, que suponen respuestas superficiales a los grandes retos de la educación. Hay que reconocer que no hay respuestas fáciles. Sin duda cae en su metodología narrativa, algo trivial, en muchos de los errores que supuestamente critica. Confunde conceptos y desarrolla un discurso demagógico y repetitivo por momentos. No cabe duda que este documental visibiliza el descontento que la educación genera, socialmente, por sus carencias y las contradicciones en las que caen los responsables políticos, que no hacen lo que dicen. También deja constancia de la aspiración de muchos educadores en su afán por encontrar respuestas a los retos educativos.
  
El recurso a los formatos audiovisuales es un rasgo de nuestros tiempos cibernéticos y es lógico que el mundo de la educación recurra a ellos. Tenemos ejemplos de películas, preferentemente de producción europea, que en formato documental o de ficción han abordado la educación como tema de análisis y reflexión, de manera útil y sugerente. No es el caso de La educación prohibida.

10 comentarios:

Laura rompiendo horizontes dijo...

Curiosamente, esta mañana al llegar a la universidad, nos hemos encontrado con unos piquetes informativos que no nos permitían entrar al aulario y nos han informado de una serie de actividades que van a llevar a cabo dos días, hasta este próximo jueves que es la Huelga General contra los recortes universitarios, LOMCE y la situación de la educación pública en general... Pues bien, una de las actividades era el visionado del documental que se comenta en esta entrada.
Ahora bien, yo pienso, y hago una reflexión sobre todo ello. Está muy bien que nos informemos de la situación en que vivimos, que es demasiado obvio que tenemos el futuro más que jodido, permitidme la expresión, pero a la vez, esto nos sirve para "agrandar" más nuestra rabia. En realidad los que tienen el "poder", los de ahí "arriba", no nos escuchan, ellos viven felices con sus puros habanos y sus sobres cada semana o finales de mes.
Esta situación se nos escapa de las manos y por muchas manifestaciones, muchas reivindicaciones... los políticos siguen a sus anchas, y los que de verdad deberían ver este documental "La educación prohibida", deberían ser ellos.
Se trata todo de un poco de respeto y ciudadanía social y ver que hay gente que lo está pasando realmente mal y si tú no eres una de esas personas, ser empático y luchar por cambiar la situación de cualquier forma.
Esto no es más que mi humilde opinión.

Laura rompiendo horizontes dijo...

Curiosamente, esta mañana al llegar a la universidad, nos hemos encontrado con unos piquetes informativos que no nos permitían entrar al aulario y nos han informado de una serie de actividades que van a llevar a cabo dos días, hasta este próximo jueves que es la Huelga General contra los recortes universitarios, LOMCE y la situación de la educación pública en general... Pues bien, una de las actividades era el visionado del documental que se comenta en esta entrada.
Ahora bien, yo pienso, y hago una reflexión sobre todo ello. Está muy bien que nos informemos de la situación en que vivimos, que es demasiado obvio que tenemos el futuro más que jodido, permitidme la expresión, pero a la vez, esto nos sirve para "agrandar" más nuestra rabia. En realidad los que tienen el "poder", los de ahí "arriba", no nos escuchan, ellos viven felices con sus puros habanos y sus sobres cada semana o finales de mes.
Esta situación se nos escapa de las manos y por muchas manifestaciones, muchas reivindicaciones... los políticos siguen a sus anchas, y los que de verdad deberían ver este documental "La educación prohibida", deberían ser ellos.
Se trata todo de un poco de respeto y ciudadanía social y ver que hay gente que lo está pasando realmente mal y si tú no eres una de esas personas, ser empático y luchar por cambiar la situación de cualquier forma.
Esto no es más que mi humilde opinión.

Laura rompiendo horizontes dijo...

Curiosamente, esta mañana al llegar a la universidad, nos hemos encontrado con unos piquetes informativos que no nos permitían entrar al aulario y nos han informado de una serie de actividades que van a llevar a cabo dos días, hasta este próximo jueves que es la Huelga General contra los recortes universitarios, LOMCE y la situación de la educación pública en general... Pues bien, una de las actividades era el visionado del documental que se comenta en esta entrada.
Ahora bien, yo pienso, y hago una reflexión sobre todo ello. Está muy bien que nos informemos de la situación en que vivimos, que es demasiado obvio que tenemos el futuro más que jodido, permitidme la expresión, pero a la vez, esto nos sirve para "agrandar" más nuestra rabia. En realidad los que tienen el "poder", los de ahí "arriba", no nos escuchan, ellos viven felices con sus puros habanos y sus sobres cada semana o finales de mes.
Esta situación se nos escapa de las manos y por muchas manifestaciones, muchas reivindicaciones... los políticos siguen a sus anchas, y los que de verdad deberían ver este documental "La educación prohibida", deberían ser ellos.
Se trata todo de un poco de respeto y ciudadanía social y ver que hay gente que lo está pasando realmente mal y si tú no eres una de esas personas, ser empático y luchar por cambiar la situación de cualquier forma.
Esto no es más que mi humilde opinión.

vivir de una sobredosis dijo...

Es una fantástica película en la que se enseña en base a una lógica vertical, en la que los propios alumnos no tienen ninguna participación, ni en los contenidos ni en los métodos y se les forma del mismo modo, como si todos tuvieran la misma capacidad de aprendizaje. Es muy interesante puesto que son experiencias reales. Sería muy importante que el señor Ministro de Educación, D. Ignacio Wert, se viera esta película y sacara importantes enseñanzas, que le sirvieran para que realice una labor más coherente.

Saludos y gracias!

María José.

vivir de una sobredosis dijo...

Es una fantástica película en la que se enseña en base a una lógica vertical, en la que los propios alumnos no tienen ninguna participación, ni en los contenidos ni en los métodos y se les forma del mismo modo, como si todos tuvieran la misma capacidad de aprendizaje. Es muy interesante puesto que son experiencias reales. Sería muy importante que el señor Ministro de Educación, D. Ignacio Wert, se viera esta película y sacara importantes enseñanzas, que le sirvieran para que realice una labor más coherente.

Saludos y gracias!

María José.

Marta Rodríguez Martínez dijo...

La película “La educación prohibida” relata la actual forma educativa donde se priorizan los conocimientos memorísticos ante los conocimientos significativos del día a día. Una escuela en la que los docentes aíslan unas materias de otras y se basan en el libro de texto para enseñar en lugar de tener en cuenta los intereses del alumnado y actividades dinámicas para disfrutar aprendiendo.

Diversidad con Tics Deportivas dijo...

En la actualidad, vivimos una situación socio-económica complicada que deviene de una mala gestión económica de las personas que se han encontrado al frente de este país durante las últimas décadas. Esta situación revierte de manera directa en el sistema educativo. La educación debiera ser el recurso mediante el cual los ciudadanos consiguieran formarse en una serie de valores, actitudes, creencias, habilidades y capacidades, que les permitieran llegar a ser una persona culta y crítica. Sin embargo, el sistema educativo no procura el desarrollo de de las personas, sino que, en muchas ocasiones, merma los esfuerzos de la sociedad y de muchos docentes que buscan dotar al ciudadano de una serie de aptitudes para que sean capaces de desarrollar una actitud crítica ante la realidad que les rodea.
Las Tecnologías de la Información y de la Comunicación se han conformado como uno de los baluartes de la sociedad actual. Si bien, la formación que la educación ofrece a los alumnos en este ámbito difiere, en la mayoría de ocasiones, de lo deseado. El sistema educativo debería encargarse, tanto explícitamente (este aspecto se encuentra planteado en la LOE y sus posteriores regulaciones) como implícitamente, ya que en la actualidad existe una saturación de información proveniente de los medios de comunicación que obliga al ciudadano a desarrollar una serie de recursos que le ayuden a identificar, seleccionar y jerarquizar la información proveniente de los medios. Esto es, la educación debe de procurar una actitud crítica en el alumno de manera que pueda desenvolverse, con unos ciertos garantes de objetividad, dentro del maremágnum informativo en el que nos encontramos.
Muchas gracias por su blog.

Lidia Jordan Alonso dijo...

Como he leído en otros comentarios, yo también presencié un piquete cuando me dirigía a recibir mis clases, piquete para mí totalmente defendible, pués nos encontramos en un momento en el que es necesario ponerse en pie y caminar todos unidos, para mejorar la situacion que atraviesa la educación en nuestro país. Necesitamos unirnos si queremos que nos escuchen.
Este documental llamado “La educación pública” muestra una reflexión de cómo nos sentimos con nuestra educación, reflexión acerca de cuales son los fines educativos para los que gobiernan.
Entiendo la educación pública como un bien para todos los ciudadanos, como un derechos irrenunciable. Sin embargo considero interesante reflexionar sobre como está actualmente la educación pública en nuestro país.

Alberto Saez dijo...

La interpretación que pude sacar con el visionado de esta película documental, fue la de una escuela en la que los alumnos no interiorizan absolutamente nada y mucho menos se les enseña. El sistema de escuela actual únicamente transmite una serie de conocimientos totalmente desligados con el mundo real, convirtiéndolos así en algo inútil. Escuchan, memorizan y escupen en un examen parrafadas de historia sin ni siquiera poder ver el verdadero significado de esos acontecimientos. Los alumnos no consideran el proceso de aprendizaje como algo valioso para su desarrollo personal, sino como una tarea impuesta que deben cumplir.

Andres dijo...

En la película es claramente perceptible el modelo tradicional de profesor que únicamente buscaba la transmisión de conocimientos olvidando la importancia de la difusión de unos valores y el sentido más práctico e investigador de la pedagogía.
Los alumnos necesitan la inculcación de los valores de realidad humana, necesitan relacionarse con los demás, desarrollar las dimensiones emocionales, afectivas y constitutivas.
El tema educativo es algo que nos atañe al colectivo en su totalidad por lo que es necesario que este cambie, que construya una educación con fuertes cimientos, porque si el hombre es la cima de cualquier idea de educación y las bases de esta idea fallan, es previsible su declive.
La educación es una tarea demasiado complicada para que solo se encargue una persona de ella, la educación es cosa de todos.