Bienvenidos a este punto de encuentro en el que es posible compartir ideas sobre el mundo
de las tecnologías y su relación con la cultura y la educación.



miércoles, 25 de febrero de 2009

La Biblioteca Nacional de España en Facebook

El pasado 14 de noviembre la Biblioteca Nacional de España (BNE) creó una página en Facebook para favorecer el acercamiento entre la institución y los usuarios de las redes sociales de Internet. A esta primera iniciativa, seguirá la implantación de otras utilidades de la web social, ya que es una tarea que quiere potenciar la BNE en sus servicios y productos.
La página lejos de ser estática y meramente corporativa, destaca por su dinamismo. Al igual que hacen los usuarios particulares de Facebook, esta herramienta tan prototípica de las redes sociales se utiliza por los responsables de la BNE para promover actos, mostrar sus colecciones, ciclos culturales y exposiciones.
Aunque parezca extraño, no es la primera Biblioteca Nacional que toma esta decisión, de hecho, en su página de Facebook invitan a visitar la de Francia, Escocia, la British Library, la de Chile y la del País de Gales.
Ofrecen imágenes antiguas de la Biblioteca, pero también han aprovechado para mostrar su cara más moderna. Mañana jueves 26 de febrero tendrá lugar la primera KDD (encuentro) para fans. Será a las siete de la tarde y esperan la asistencia de unas cuarenta personas, entusiastas de los libros y la documentación a los que les han preparado dos itinerarios especiales. Por un lado mostrarán el proceso de llegada de documentos, desde las dársenas hasta que llegan a su lugar de destino. Así los asistentes sabrán qué tipo de objetos llegan, cómo los clasifican, con qué criterios. El segundo recorrido servirá para enseñar la labor de mantenimiento y restauración. Los bibliotecarios van a enseñar su día a día de manera cercana.
A la Biblioteca Nacional llegan todos los libros que se editan en España, pero también las revistas y coleccionables de quioscos, partituras musicales, etc. Como colofón y de manera excepcional, se abrirá la sala del Patronato para esta "visita 2.0" para que los fans puedan contemplar uno de los lugares más reservados de este impresionante edificio situado en el centro de Madrid, y vean algunos grabados de Durero o un Atlas del siglo XVI.
Se trata en definitiva de un ejemplo de cómo una institución tan veterana como la Biblioteca Nacional se adapta a los nuevos tiempos y busca tener una presencia social hallá donde se encuentran las personas inquietas, aunque esto ocurra en el ciberespacio.