Bienvenidos a este punto de encuentro en el que es posible compartir ideas sobre el mundo
de las tecnologías y su relación con la cultura y la educación.



sábado, 19 de abril de 2008

La publicación de libros on line

La industria del libro, a la luz de las posibilidades que ofrecen las TIC está empezando a replantear sus tradicionales fórmulas de negocio. En España conocemos Lulu.com como sistema de publicación para pequeños autores, pero ninguna editorial nacional había dado hasta ahora el primer paso para que tanto autores conocidos como los que comienzan tenga la posibilidad de publicar.
Bubok.com es una iniciativa editorial que ha apostado por la edición personalizada a través de una plataforma on line. Alberto Vázquez Figueroa abre el catálogo de esta editorial con 20 libros de descarga gratuita en la plataforma, y diferentes modalidades de impresión. En 2007 ya publicó simultáneamente su novela "Por mil millones de dólares" en la Red y en papel. Uno de los primeros antecedentes en este terreno fue el caso de “El oro del Rey”, de la serie Las aventuras del Capitán Alatriste, escrita por Arturo Pérez-Reverte, ya que esta obra se prepublicó en Internet, antes que en formato papel por la editorial Alfaguara en el año 2000.
La web de Bubok nace con vocación de convertirse en un lugar de encuentro para autores y lectores. Por el momento lo hacen en versión beta, tan de moda en la web 2.0, implementando herramientas para crear una comunidad virtual que utiliza blogs, foros y redes sociales. Ya cuentan con más de 2.000 usuarios registrados.
El responsable de Bubok.com, Ángel María Herrera explica la dinámica de funcionamiento, partiendo de que "no hay tiradas iniciales, ya que los libros se imprimen bajo demanda cuando alguien los compra, el 80% de los beneficios es para el autor y las editoriales podrán poner online sus fondos descatalogados ya que se pueden producir de uno en uno".
El tiempo medio del proceso, desde que se pide el libro hasta que se entrega, es de quince días. Los precios oscilan según la calidad de papel y la cantidad de páginas entre los 5 y los 24 euros. El autor decide qué margen de beneficio quiere por cada copia y si la descarga digital es gratuita o de pago.
Bob Young ha sido uno de los más importantes impulsores del software de código abierto y su introducción al mundo de la empresa. Young trabaja a partir de la premisa que lo que hace debe tener un impacto social y debe aportar algo al mundo. En el año 1994 Young y Marc Fleury fundaron Red Hat y visitaron puerta por puerta a Microsoft, IBM, Oracle, Sun, Netscape, es decir a todas las grandes marcas tecnológicas para explicarles que tenían que devolver el control del software a sus clientes. "Era tan obvio para nosotros que algo andaba mal en la industria del software. Era como si estuviésemos vendiendo coches con el capó cerrado.”
Lulu.com, el servicio de auto publicación de libros de Bob Young, no quiere editar a los grandes autores, sino al resto de la humanidad, gracias a un sistema de impresión bajo demanda, que permite publicar sólo las copias que se venden. "Los editores han dejado de decidir qué es lo que les llega a los lectores", explica.
El proceso para publicar un libro con Lulu.com se basa en que su web ofrece las herramientas necesarias para editarlo, organizarlo, ponerle la portada, etc., sin que te cueste nada. Después decides si quieres venderlo en PDF o si quieres imprimirlo. Una calculadora te ayuda a saber cuanto te va a costar la impresión según el número de páginas, y a partir de aquí fijas el precio para cubrir los costes de publicación. Las editoriales tradicionales devuelven a los autores un beneficio en torno al 10%., con Lulu, los beneficios para el autor son del 80%. Este es un negocio que existía antes con las llamadas editoriales de vanidad, pero Lulu es diferente. No reclama dinero hasta que se vende el primer libro. Se trata de un nuevo modelo económico que puede cambiar las características del negocio editorial en los próximos años.
Una cuestión interesante a partir de todo este planteamiento es ver el posible efecto de estas propuestas en el campo editorial de los libros de texto. ¿Ha llegado la revolución?

domingo, 13 de abril de 2008

De Buenos Aires a Madrid. La fotografía de Horacio Coppola

Acabo de ver en Madrid la exposición “La fotografía de Horacio Coppola”, que puede ser visitada en la sede de la Fundación Telefónica entre el 10 de abril y el 25 de mayo. La exposición está compuesta por 125 fotografías realizadas por el artista entre los años veinte y cuarenta del siglo pasado. Horacio Coppola, nacido en Buenos Aires (1906) ha sabido retratar desde todos los ángulos posibles su ciudad natal en un periodo clave para el desarrollo de la gran urbe como fue la década de los treinta. La conversión de Buenos Aires en una ciudad cosmopolita ha quedado reflejada a través de los ojos de un artista vinculado a las vanguardias europeas. Coppola contribuyó a elevar a la fotografía a un arte mayor, especialmente adecuado para sentir y disfrutar los espacios urbanos como “nuevos paisajes”.
También se exhiben en la muestra fotografías y trabajos realizados durante su viaje a Europa, realizados en la primera década de los treinta, entre ellos su homenaje al cubismo en sintonía con las vanguardias artísticas internacionales. Su paso por la Bauhaus de Berlín en una época inmersa en plena expansión vanguardista, resulta decisivo.
Las fotografías de este artista centenario han contribuido al desarrollo de una fotografía expresiva que nos permite conocer la historia de los paisajes urbanos. Su estancia en Europa, vinculado a la Bauhaus, le permite conocer a los grandes creadores que marcan tendencia en el periodo de entreguerras. Horacio Coppola siempre ha declarado su fascinación por el cine, al que considera básico en su formación.

La serie sobre Buenos Aires que esta exposición nos permite contemplar, presenta un Buenos Aires que ya no existe, pero que está presente en el imaginario de la ciudad. Como ha dejado escrito Walter Benjamin, con la ciudad “ocurre lo mismo que con todas las cosas sometidas a un proceso irresistible de mezcla y contaminación: pierden su expresión esencial y lo ambiguo pasa a ocupar en ellas el lugar de lo auténtico”.