Bienvenidos a este punto de encuentro en el que es posible compartir ideas sobre el mundo
de las tecnologías y su relación con la cultura y la educación.



sábado, 16 de febrero de 2008

Elementos para analizar la cultura de las tecnologías

La actual transformación de todos los sistemas de transmisión de la información se apoya indudablemente en la importancia de las tecnologías en el mundo de hoy. Por tanto, cabe señalar a las llamadas nuevas tecnologías como elementos de ruptura y cambio. De hecho, hay autores que analizan las tecnologías como un factor transformador de la Sociedad. Si algo caracteriza al desarrollo tecnológico es que remite permanentemente hacia el futuro. Sin embargo, en los comienzos del siglo XXI las nuevas tecnologías ya no se contemplan como un factor revolucionario sino que vienen contribuyendo a una serie de cambios vinculados a la evolución de una serie de realidades.
José Luis Molinuevo, profesor de Estética y Teoría de las Artes en la Universidad de Salamanca, plantea que, ha dejado de utilizarse el término revolución, en relación con las tecnologías, y el sentido actual más aceptado ha derivado hacia una expresión posiblemente más precisa: la metáfora. Se trata, por tanto, de expresar la incorporación de cambios producidos en diferentes órdenes de la vida a través del impacto de las tecnologías. Esto supone considerarlas como componentes inicialmente ajenos, que han pasado a formar parte significativa de algunas de nuestras realidades y actividades cotidianas.
La cultura de las nuevas tecnologías está cambiando. Dichos cambios vienen marcados por la rapidez con que aparecen nuevos aparatos en el mercado, y que obligan a un reciclaje continuo y acelerado de los simples usuarios y también de los expertos. El aprendizaje no acaba nunca. Esta dinámica, sin duda inducida por factores económicos vinculados al consumo, nos sobrepasa. Y como dice el profesor Molinuevo nos convierte en sujetos pasivos, dependientes de este avance sin parar de las tecnologías. Se trata, por tanto, de no ser únicamente usuarios, sino que dejar de ser pasivos tecnológicamente hablando, implica que debemos reflexionar críticamente sobre los usos y los objetivos de las nuevas tecnologías.
Para ampliar las ideas formuladas por el profesor Molinuevo puede consultarse su blog titulado Pensamiento en imágenes, donde podemos leer la entrada titulada Cambios en la cultura de las nuevas tecnologías.

viernes, 15 de febrero de 2008

Del negocio del libro al negocio de la lectura

El libro impreso es sin duda el referente principal para la cultura contemporánea, en cuanto que aporta el armazón y el soporte "físico" del saber. Incluso en la actualidad cuando hablamos de la cultura audiovisual o tecnológica, resulta interesante hacer una reflexión para tratar de establecer si lo audiovisual se aleja cada vez más de lo cultural, deslizándose hacia el terreno del espectáculo.
Los libros además, hace tiempo que han incorporado ventajas ergonómicas como la portabilidad o su fácil acceso. La cuestión en estos tiempos tecnológicos, digamos más lógica, en relación con el libro consiste en abordar su versión digital. De hecho, este reto está resuelto. La creación de un lector electrónico portátil es una realidad. Sin embargo, igualar la calidad de visión que aporta la tinta sobre el papel, está siendo algo más problemático. Este es un tema de gran trascendencia, aunque todavía controvertido, entre otras cosas por los considerables intereses económicos que están en juego. Como es evidente se trata de una cuestión que afecta de manera muy importante a la vertiente de los libros de texto. Así, nuestro querido compañero Manuel Area, en su interesante blog ha incorporado el debate de los ebooks escolares como alternativa al libro de texto convencional.
En un artículo publicado esta semana en The New York Times (edición en español) por Randall Stross titulado "Sin papel, pero un libro al fin y al cabo", se hace un análisis de la cuestión tomando el caso del lector electrónico Kindle, puesto en circulación por la empresa de distribución por Internet Amazon. Se trata de un lector de libros electrónicos, con una capacidad para más de 2oo libros que pueden cargarse sin necesidad de cables utilizando redes inalambricas de alta velocidad y además, puede reproducir periódicos, revistas y blogs. Su peso es de 300 gramos.
El dispositivo emplea la tecnología E Ink. La empresa Sony emplea la misma tecnología para su lector de libros electrónicos Reader. El lector vendido por Amazon (su precio es de 399 dólares) reproduce los textos en cuatro tonos de gris y el resultado parece que es bueno.
El hecho de que estas iniciativas de implantar un lector electrónico que pueda llegar a sustituir al tradicional libro de texto, es algo sujeto a muchas variables, entre las que hay componentes culturales, económicos, educativos, comerciales y sociales. Tenemos costumbres muy arraigadas sobre la lectura, el carácter material y de propiedad que nos aporta el libro. También hay problemas a resolver como el espacio que ocupa y su gestión. Pero sin duda hay que reconocer que en el mundo del libro las cosas están cambiando.
Con su iniciativa Amazon, de manera imaginativa, ha empezado a proponer la sustitución paulatina del negocio del libro por el negocio de la lectura.

miércoles, 13 de febrero de 2008

Elaboración de indicadores sobre las TIC en América Latina y el Caribe

Encuentro en el periódico digital DiarioCoLatino.com editado en El Salvador, una referencia sobre los resultados del “Cuarto Taller sobre la Medición de la Sociedad de la Información en América Latina y el Caribe", celebrado en San Salvador los días 11 y 12 de febrero. Este taller ha tenido el propósito de consensuar aspectos metodológicos sobre la elaboración de indicadores que permitan medir los usos de las tecnologías de información y comunicación. Con los indicadores que se recojan sobre las experiencias y avances de los 20 países latinoamericanos reunidos, se pretenden diseñar políticas públicas que den la importancia necesaria a las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).
Esta iniciativa apoyada por la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), organismo dependiente de Naciones Unidas, busca los beneficios que pueden experimentar los países latinoamericanos en cuanto a disminuir la brecha digital, buscando mejoras en la economía, el ámbito laboral y la educación.
Máximo Aguilera, oficial de la división de Estadísticas, de CEPAL, dijo que la disminución de la brecha digital “tiene un impacto económico global en la medida en la que las personas acceden, esto aumenta su capital social y capital físico”.
En el ámbito de la educación se apoya la idea de que las TIC favorecen el uso de nuevos métodos de enseñanza en sectores populares que, anteriormente, no contaban con la tecnología necesaria para que las personas tuvieran destrezas y habilidades en todas las áreas.
Es la primera ocasión en la que los países del área América Latina y el Caribe estimulan la generación de datos para ser comparados y tener así un panorama realista sobre cual es el avance relativo que cada país tiene en el campo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación.
Se trata sin duda de una iniciativa de interés que debe contribuir a favorecer los usos sociales y educativos de las TIC en esta zona geográfica.