Bienvenidos a este punto de encuentro en el que es posible compartir ideas sobre el mundo
de las tecnologías y su relación con la cultura y la educación.



lunes, 10 de diciembre de 2007

14 kilómetros

14 kilómetros es la distancia que separa África de Europa. También es el título de la película dirigida por Gerardo Olivares, ganadora de la Espiga de Oro de la última edición del Festival Internacional de Cine de Valladolid (Seminci). Es un film de obligada visión ya que explica de una forma realista el terrible viaje que muchos africanos hacen para tratar de llegar a Europa. La película que utiliza el formato de docudrama hace visible el origen por el que muchas personas deciden iniciar un viaje suicida que en muchas ocasiones tiene como desenlace final una muerte absurda.
Algunos críticos han reprochado al film de Olivares un esteticismo que "empaña" el mensaje duro y terrible que aporta. Como si para presentar la miseria y el horror solamente pudiera hacerse desde la fealdad y la crudeza visual. Se trata de un argumento ridículo ya que no hay más que conocer un poco la historia del cine y algunas de sus películas más brillantes, en las que la denuncia, la crueldad y la belleza no se contradicen. Así lo corroboran obras maestras de Francis F. Coppola, Martin Scorsese, Luis Buñuel o Akira Kurosawa.
Olivares combina documento y ficción en la historia de tres jóvenes africanos, una mujer que huye de la transacción matrimonial a que quiere someterla su familia y dos hermanos varones, uno de los cuales destaca con el balón. Convencido por su hermano de que en Europa puede convertirse en un gran futbolista inician su viaje hacia el infierno. La corrupción policial, los sórdidos caminos hasta llegar a Marruecos, así como el negocio de traficantes sin escrúpulos, conforman un entramado que Gerardo Olivares recrea en los lugares reales donde acontece esta infamia para la humanidad. La película ha sido rodada con un discreto equipo de cinco personas. Un tuareg, que salva a los protagonistas de morir abrasados en el desierto les hace esta reflexión: "Valdría más que emplearais vuestro esfuerzo y vuestro dinero en quedaros aquí. El futuro está en África".
Esta cinta es la primera película española en ganar el Primer Premio de la Seminci en sus 52 ediciones.